Diabetes mellitus

¿Qué ocurre si usted contrae diabetes mellitus?

Un nivel elevado de azúcar en sangre (hiperglucemia) es característico de la diabetes mellitus. En los no diabéticos la insulina hormonal propia del cuerpo asegura que el azúcar derivada de los alimentos (glucosa) termine en las células y se metabolice en la energía necesaria para la vida. Esto resulta en un nivel de azúcar en sangre de 80 a 120 mg / dl (4,4 a 6,6 mmol / L), pero puede elevarse a 140 mg / dL (7,7 mmol / L) después de una comida. En el caso de los diabéticos el nivel de azúcar en sangre se mantiene en un nivel elevado, como resultado de la falta de insulina o la acción ineficaz de la insulina disponible. Los especialistas también hablan de una acumulación de azúcar en la sangre que se acompaña de la alimentación insuficiente de las células. La consecuencia es que el cuerpo no se nutre de suficiente energía. Los afectados se sienten cansados y con apetito. El exceso de azúcar se elimina en la orina (glucosuria). De allí, se deriva el nombre de diabetes mellitus que significa - 'flujo dulce como la miel ".



¿Qué es la diabetes tipo 1?

La diabetes tipo 1

• Representa aproximadamente el 10% de todos los diabéticos.

• Por lo general, se diagnostica antes de los 35 años.

• Inicio repentino agudo de la enfermedad.

• Deficiencia total de insulina debido a la destrucción de células beta.

• Causado por una enfermedad autoinmune.

• Tratamiento: suministro de insulina utilizando una lapicera de insulina o una bomba de insulina.





La diabetes tipo 1 suele aparecer antes de los 35 años, pero los adultos mayores también pueden desarrollarla. En general, la diabetes tipo 1 comienza abruptamente con la aparición súbita de síntomas y quejas, tales como poliuria (aumento de orina), polidipsia (aumento de sed), polifagia (aumento de apetito), pérdida inexplicable de peso o cansancio. Esta forma de diabetes se origina en un mal funcionamiento del sistema inmune (enfermedad autoinmune). Las células productoras de insulina (células beta) en el páncreas son destruidas por la propia respuesta inmune del cuerpo. El cuerpo ya no es capaz de producir la insulina que se necesita con urgencia por las células. Con la excepción de las primeras semanas o meses después de la manifestación (fase de remisión), hay una deficiencia absoluta de insulina. La terapia consiste en el tratamiento con insulina, una terapia hormonal de sustitución vital que debe ser llevada a cabo a lo largo de la vida del paciente.

¿Qué es la diabetes tipo 2?

La diabetes tipo 2

• Representa alrededor del 90% de todos los diabéticos.

• Con frecuencia se diagnostica en la edad adulta media o avanzada.

• Desarrollo lento e insidioso de la enfermedad.

• Con frecuencia no se detecta.

• Sensibilidad inicial disminuida ante la presencia de la insulina seguida de una insuficiente producción de insulina.

• Causada por el exceso de peso, la falta de actividad física, los factores genéticos.

• Tratamiento: pérdida de peso, aumento de la actividad física, medicación para disminuir la glucemia y el tratamiento a base de insulina.

• Con frecuencia surge en relación con la presión arterial alta, trastornos del metabolismo debido a la grasa y el exceso de peso.




La diabetes tipo 2 suele aparecer en la edad adulta temprana o tardía. Sin embargo, los adolescentes y adultos jóvenes con sobrepeso también desarrollan esta forma de diabetes con una frecuencia cada vez mayor. La diabetes tipo 2 es una combinación de una disminución de la respuesta a la insulina (resistencia a la insulina) y la producción de insulina insuficiente. El azúcar en sangre es transportada por lo tanto en cantidad insuficiente de la sangre a las células.

La diabetes tipo 2 rara vez produce alteraciones de gravedad, pero con frecuencia conduce a graves enfermedades secundarias. Además de los factores genéticos, el exceso de peso, la dieta incorrecta y la falta de actividad física desempeñan un papel importante en la aparición de la diabetes tipo 2. El riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 aumenta de 5 a 10, cuando estos factores están presentes. Por ejemplo, el exceso de peso puede hacer que las células del cuerpo se vuelvan resistentes a la insulina.

El tratamiento recomendado para los afectados es, ante todo, un cambio de dieta para bajar de peso y un aumento en la actividad física. En la fase temprana de la diabetes tipo 2, estas medidas pueden ser todo lo que se requiera para lograr un nivel normal de azúcar en la sangre. Sin embargo, si no se logra satisfactorios niveles de azúcar en la sangre, el tratamiento con medicamentos para disminuir la glucemia o la insulina es necesaria.